Llompart Ucam gran canaria - solotriples

Quizá este último arreón de victorias ha llegado un poco tarde para un verano que se preveía ilusionante, con incorporaciones notables y renovaciones importantes, después del mejor récord de victorias y derrotas en la historia del club pimentonero. El equipo comenzó la temporada con los objetivos bastante altos, y claros: clasificación para la Copa Del Rey y acabar la temporada regular entre los 8 primeros clasificados.

Pero todo esto se ha convertido en un espejismo con el trascurso de los partidos, y en el último tramo de la temporada el objetivo es totalmente contradictorio. El UCAM Murcia está luchando por eludir el descenso de categoría. Las últimas victorias y el juego que ha desplegado el equipo parece confirmar que no habrá problemas para evitarlo, pero es muy preocupante el hecho de haber llegado hasta ese punto.

Solo una destacable actuación en el primer tramo de competición europea mantenía en calma a los aficionados, que domingo tras domingo salían desilusionados del Palacio de los Deportes por el juego del equipo. Sobre todo con la defensa: los huecos en la pintura abundaban partido tras partido, lo que permitía a los rivales anotar con solvencia e irse a unos guarismos de más de 75 puntos anotados.

La afición estalló con el TOP16 que realizó el equipo, pues tan solo logró una. El equipo se dejaba llevar por el ritmo rival y al final de los 40 minutos reglamentarios muy por debajo en el marcador. La afición comenzó a señalar al entrenador Quintana, lo que supuso malos momentos para un club dividido entre afición y banquillo. Pocas semanas después, José Luis Mendoza se vio obligado a traer de vuelta a Fotis.

UCAM Murcia Katsikaris Real Madrid - Solotriples

Tras los revuelos y la situación generada por los malos resultados, la vuelta de Fotis Katsikaris devolvía a la afición las ganas y al equipo la ambición, pero un revés como la marcha de Vitor Faverani al FC Barcelona Lassa y la posterior adaptación de Tumba frenó la implantación del sistema de juego del entrenador griego. Tardó unas semanas en hacerse notar, pero aún así, los de Katsikaris sacaron la primera victoria en la pista del ICL Manresa.

Pero esta victoria sería un espejismo, ya que la visita del Real Madrid no fue nada fácil para el conjunto rojillo. La afición respondió a la perfección llenando el Palacio de los Deportes , pero no fue suficiente, y esta derrota unida a otra in extremis en casa ante Divina Seguros Joventut volvía a despertar el runrún entre los aficionados. A partir de ese bache, el equipo se reafirmó y durante las últimas cuatro jornadas, ha sumado tres victorias y un casi en el Palau.

Las últimas victorias se han basado en una férrea defensa y rápidos contrataques con muchísimo ritmo en ataque. El acierto desde la línea del 6.75, también ha sido clave para que el juego del equipo haya sido fluido, y las defensas rivales hayan tenido que salir más de la pintura para puntear los tiros de los jugadores pimentoneros. Con Fotis en el banquillo el equipo muestra un juego coral y alegre que a todo aficionado al baloncesto le gusta ver. Una pena que sea demasiado tarde para salvar una temporada que debería haber supuesto la tercera consecutiva logrando los mejores resultados, por plantilla y afición.

Written by Guillermo Garcia
Jugador de baloncesto en el ADB Hellin. Amante de este deporte y fiel seguidor del UCAM Murcia