sadiel rojas ucam murcia betis - solotriples

Vuelta a la rutina: tras dos semanas con la competición parada, ha quedado claro que Fotis Katsikaris ha hecho sudar a sus pupilos. Mejoras evidentes en la defensa en estático y en el movimiento de balón en ataque, lo que se tradujo en el marcador. En el apartado defensivo, el UCAM Murcia estuvo de lujo, cerrando la mayoría de puertas fuera de la zona, donde solo Lockett  (20 puntos, 4-6 triples) encontró hueco, y apretando en la pintura. Todos los murcianos dieron el do de pecho en defensa. También se notó en las jugadas de ataque la mano de Katsikaris, posesiones más largas, más pases, más velocidad y mucho cambio de juego. Llompart y Benite destacaron en la elaboración de juego.

Radovic MVP: 104 partidos suma ya Nemanja Radovic con la camiseta del UCAM Murcia, el jugador extranjero que más veces ha vestido la casaca pimentonera. Además, Radovic regaló a los aficionados una de sus mejores actuaciones. En el primer cuarto se encargó de meter al UCAM Murcia en el partido, pero su show incluyó un enorme repertorio de jugadas destacadas bajo canasta, con ballet y mates incluidos, marcajes asfixiantes, triples y mucho coraje. 22 puntos, con 5-6 tiros de campo y 3-4 triples, además de un genial 3-3 en tiros libres, 6 rebotes, y 26 de valoración. El público tuvo claro quién era el MVP.

Tri, tri, triiiiiiple: si bien es cierto que ya no se trata del triplesistema por el que todo el mundo tenía orden de tirar, el UCAM Murcia sigue viviendo del triple. Las tácticas del griego siempre buscan dejar a alguien solo en las esquinas, una pena que Sadiel Rojas no pudiese aprovechar sus dos ocasiones solo en la primera parte, pues después desapareció. Pero Campazzo, Benite, Baron, Antelo, Radovic y Pocius estuvieron muy acertados y dejaron el contador en 12-25, un 48% de acierto que mejora bastante el 33’6%conseguido en el resto de la temporada.

Reencuentros: el UCAM Murcia se reencontró con la victoria y el buen juego, Radovic se echó todo el peso del juego interior sobre sus hombros y Martynas Pocius enseñó toda la calidad ofensiva que tiene un jugador de su calidad. Con todo esto, el Palacio de los Deportes ya era una fiesta antes del descanso y siguió así durante el tercer cuarto. Olaizola le comió la tostada a Kevin Tumba y Chumi también tuvo algunos minutos.

Real Betis sobrepasado: su mejor opción era el juego interior, pero el pletórico Radovic y un solido Delía se encargaron de negarsela. La expulsión de Nachbar en el tercer cuarto por su segunda antideportiva fue el principio del debacle. Hasta 30 puntos arriba estuvo el UCAM Murcia, que durante el último cuarto se dejó llevar y regaló la renta. Los de Tabak adornaron el marcador y Katsikaris paró el encuentro a falta de 3 minutos por la excesiva apatía de sus jugadores. Sobró por completo el último cuarto.

Written by Óscar Sánchez