Nadar para morir en la orilla. El UCAM Murcia comenzó el último cuarto con el partido muy cuesta arriba, donde llegaron a perder incluso de 10 puntos. Pero Baron, Campazzo y Benite comenzaron a anotar para conseguir la remontada, culmimada con un triple de 9 metros del brasileño que ponía el empate en el marcador a falta de 4 segundos en el marcador. Pero todo el trabajo se fue al traste cuando Bogdanovic consiguió un mate en el último segundo para dar la definitiva victoria a los verdinegros.

Salvar el basket-average. En cabeza de ambos equipos estaba, aparte de la victoria, conseguir ganar el basket-average con un rival directo por salvar la categoría. En el primer partido de la temporada el UCAM Murcia se impuso al conjunto de Ocampo con una canasta en el último segundo de Campazzo. Por tanto, con este +2 queda igualado el basket-average entre ambos equipos y, a no ser que haya otro equipo entre medias, si quedan empatados a victorias a final de temporada, se miraría el general.

Facu, Baron, Benite y….poco más. Esta clave ha sido un fijo en -casi- todos los partidos del UCAM Murcia. Cuando la anotación del conjunto pimentonero ha sido más coral y la aportación ofensiva ha sido conjunta, el equipo ha funcionado mejor. En Badalona, entre Campazzo, Benite y Baron anotaron 52 de los 84 puntos del equipo, el 62%. El resto de jugadores tuvo una actuación muy pobre (Radovic+Llompart+Rojas+Delía=10puntos), del que tal vez pueda salvarse un Antelo que a veces da muestras de recuperar su acierto.

Última jugada fatídica. Tras una remontada impensable, con 84-84 en el marcador, la jugada que definió el partido fue un despropósito de la defensa murciana. Radovic en el perímetro dio una ventaja a Bogdanovic que, con el primer paso, tenía toda la ventaja sobre su defensor. Pero una vez ganado el primer paso en la línea del 6,75 avanzó solo hasta un sencillo mate, sin ayuda ninguna por parte del resto del quinteto, que tuvo tiempo para ver la desventaja generada.

Al descanso de la copa intranquilos. El UCAM Murcia aprovechará el parón de la copa para recuperar lesionados, para tantear el mercado y para que Fotis Katsikaris termine de aclimatarse al equipo y viceversa. Pero todo eso se hará, estando a una victoria del descenso, con las urgencias latentes y el nerviosismo que ello conlleva. La victoria en el Palacio Municipal de Deportes de Badalona hubiera dado una tranquilidad al equipo para tener una mentalidad positiva y afrontar las finales que queda. Pero tocará remar contracorriente, como todo el año.

Destacar también que Facundo Campazzo (313) se convirtió, con las 7 asistencias que ha repartido esta mañana, en el máximo asistente de la historia del UCAM Murcia superando a Nacho Suárez (311).

Imagen vía: @cabboficial

Written by Juan Manuel Moreno