Campazzo UCAM Murcia Montakit Fuenlabrada - SoloTriples

En la capital del Segura han saltado las alarmas ante la repentina bajada en los números de Facundo Campazzo. Hasta mediados del mes de enero era el jugador más determinante del conjunto entrenado, en ese momento, por Óscar Quintana. Cuando Campazzo no tenía el día en la faceta anotadora, la victoria del UCAM Murcia se presentaba como una verdadera utopía.

Sin embargo, llegó el partido ante Baskonia en el Palacio de los Deportes y a Campazzo no le salieron las cosas (2 de 14 en tiros de campo y -24 con él en pista). Si bien es cierto que todos los jugadores tienen baches esporádicos en su juego, desde dicho encuentro el base argentino no ha vuelto a ser el mismo y puede que esto se convierta en una constante a partir de ahora.

A continuación expongo tres razones de por qué a partir de ahora veremos una versión del director de orquesta ché diferente a la de la primera mitad de la temporada:

Filosofía Fotis. Si nos fijamos en la trayectoria del heleno como coach es fácil intuir su predilección por un 1 más centrado en la dirección del juego que en la anotación. De hecho el pasado curso pudimos comprobar la metamorfosis del Facu hacia un jugador más centrado en dirigir a los suyos que en protagonizar highlights y liderar los apartados estadísticos de la liga.

Campazzo UCAM Murcia Movistar Estudiantes - SoloTriples

Campazzo fundido. El playmaker argentino venía disputando un elevado número de minutos tanto en la competición doméstica como en la Eurocup (en las últimas diez jornadas de Liga Endesa con Quintana no bajó de los 30 minutos). Como consecuencia de esto el Facu llegaba fundido a los minutos decisivos y no podía ser todo lo determinante que debería. Además, esto influía en la defensa sobre los bases contrarios que desplegaban su juego cómodamente ante el club de baloncesto murciano.

– Prioridad del colectivo sobre las individualidades. Con Quintana, Facundo Campazzo volvió a tener la libertad de acción que Fotis había restringido anteriormente, como consecuencia, el base monopolizaba las posesiones de los suyos y era el líder en valoración. Pero esto tiene, claro está, su parte negativa: el resto de compañeros perdían protagonismo en el juego de ataque y se desconectaban del choque fácilmente.

Written by Alvaro Izquierdo