Un comienzo arrollador. De la mano de un Facundo Campazzo generador de juego que consiguió 5 asistencias en los primeros 6 minutos de juego, salió el UCAM Murcia enchufado al partido. Una férrea y cerrada defensa desde el primer momento, hizo que el conjunto visitante intentara solo 1 tiro dentro de la zona en todo el primer cuarto, por 8 triples intentados. Así pues, debido al desacierto y a la intensidad local, a los 5 minutos de partido el parcial era de 14-0 para el conjunto local, una ventaja que iba a ser definitiva a la postre.

Popovic desactivado. El escolta fuelabreño era la mayor amenaza del conjunto visitante. Aún está en la memoria de los aficionados cuando la temporada pasada superó la treintena en este mismo parqué. La cara opuesta de aquella exhibición se vió en esta jornada inaugural de esta fase de la Eurocup. Pocos tiros intentados, algunas faltas, una buena defensa sobre él… muchas pudieron ser las causas, pero la estadística más sorprendente fue su +/-. Al descanso su equipo perdía por 7 y él acumulaba un -20. Al finalizar el tercer cuarto, en los 17 minutos en pista que llevaba por entonces acumulaba un -31.

Otra vez aportando todos. Como ya sucedió en la anterior victoria ante Movistar Estudiantes, la aportación coral en el apartado anotador fue una de las claves del partido. Tener diferentes vías de anotación es de vital importancia para el equipo de Quintana, que es ocasiones ha dependido de los puntos de Campazzo y Benite. Hasta 4 jugadores se fueron hasta los dobles dígitos en anotación. Campazzo con 18, Benite con 10, Baron con 17 y Vítor Faverani con 17 fueron el motor ofensivo del equipo en el día de hoy.

Una gran administración de la ventaja. Había hablado Quintana en rueda de prensa en alguna ocasión que no saber cerrar los partidos era uno de los handicaps de este equipo. En esta ocasión, el equipo supo administrar la ventaja que consiguió en los primeros 5 minutos. La ventaja de 10 puntos se mantuvo durante todo el encuentro, siendo ampliada en algunos momentos y recortada en pequeños arreones del Fuenlabrada, aunque el partido estuvo controlado en todos momentos por el UCAM Murcia.

Facundo Campazzo. El base argentino volvió a ser el foco ofensivo del equipo, pero esta vez no fue solo por la anotación, sino también en el reparto de juego. Fue el máximo anotador de su equipo con 18 puntos y repartió 9 asistencias. Fue también el jugador más valorado del partido con 24 y tuvo un +/- de +10. Durante el arreón inicial del equipo, en el que consiguió decantar el partido durante los primeros minutos, fue cuando se vio la mejor versión del base argentino, que volvió a levantar a los espectadores de sus asientos con jugadas espectaculares.

Foto vía: La monería

Written by Juan Manuel Moreno