• Comienzo con intensidad. Tras muchas semanas donde las polémicas y los malos resultados habían ocupado la actualidad del UCAM Murcia, el conjunto de Óscar Quintana salió al partido con una gran energía e intensidad. De la mano de un acertado Campazzo que acabó con 17 de valoración, estuvieron muy acertados en ataque, sobre todo en el triple (5/10) y con intensidad en defensa, el comienzo del partido fue de un ritmo vertiginoso con un intercambio de canastas que favorecian a los locales debido a su alto acierto.  Un parcial de 9-0 a mitad del periodo colocó la primera ventaja importante para el UCAM Murcia, que se marchó con un +11 al finalizar los primeros 10 minutos (31-20).

 

  • Facundo Campazzo. El base argentino cuajó uno de los mejores partidos desde que viste la camiseta murciana. Mal se tendrá que dar el fin de semana para que no se lleve el galardón de MVP de la joranda. Acabó con 24 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias, 1 robo, 6 faltas recibidas para 36 de valoración. Dirigió al equipo y deleitó al Palacio con jugadas extraordinarias que levantaron al público de sus asientos.

 

  • Fortaleza en el rebote. En Cerrar el aro había sido uno de los handicaps del UCAM Murcia en algunos partidos de la temporada, pero en este encuentro pudimos ver la cara más seria del conjunto local en este aspecto. Al finalizar el primer cuarto, los locales solo habían permitido al Bilbao coger 2 rebotes (esto también fue fruto del gran acierto del Murcia) por los 10 que capturaron. Al finalizar el encuentro, la diferencia era mayor aún. 38 rebotes del conjunto local por tan solo 21 del Bilbao Basket. Un +17 que refleja la superioridad del conjunto murciano bajo los aros.
  • Martynas Pocius. Estaba siendo una muy discreta temporada la del lituano, que sumada a algunas lesiones le llevaban a una falta de continuidad importante. Pero hoy apareció. Comenzó desde el banquillo pero desde el primer momento en el que entró mostró una confianza y liderazgo muy importantes. Defendió a un excelente nivel y odo eso, sumado a un gran acierto hizo que viéramos la mejor cara del alero. Fue el segundo máximo anotador del equipo con 15  puntos, solo por detrás de Facundo Campazzo. Con él en pista vinieron los mejores minutos del equipo. ¿Vuelve por fin para quedarse?

 

  • Administrar ventajas. El Palacio tiene recuerdos recientes sobre ventajas que parecían definitivas y acababan con la victoria visitante. En el primer cuarto del partido, el UCAM Murcia consiguió una ventaja que supo administrar durante todo el partido. Durante los tres cuartos siguientes, el Bilbao Basket nunca dió muestras de acercarse en el marcador peligrosamente, de hecho, la ventaja desde el comienzo del segundo cuarto hasta el final siempre fue de dos dígitos. Esta  vez, y durante una gran parte del partido, el conjunto de Quintana supo administrar la ventaja.

Imagen vía: La monería Estudio

Written by Juan Manuel Moreno