ucam murcia obradoiro - solotriples

Fuerza interior gallega. Cargar el rebote ofensivo con mucha intensidad permitió al Obradoiro empezar el partido creando las primeras ventajas en el marcador. El UCAM Murcia no podía parar a los interiores del conjunto gallego, sobre todo a Pustovyi (que iba a anotar la canasta definitiva) y que generó muchas segundas oportunidades (11 de los 20 puntos en este periodo fueron tras segunda oportunidad) y que permitió que su equipo se marchara en el marcador en el primer cuarto. Al finalizar el mismo, Obradoiro llevaba más rebotes ofensivos (5) que el conjunto murciano en total (4).

¡A correr! El conjunto pimentonero se encontró más cómodo corriendo la pista e incrementó el ritmo de juego a partir del segundo cuarto. Un punto más de intensidad atrás y velocidad al correr los contraataques permitieron al equipo local engancharse al partido y empezar a coger las primera ventajas. Se jugaba a lo que el equipo parecía querer y sirvió para empezar a llevar el mando en el marcador.

Factor Benite. El jugador carioca dinamitó el partido cuando el equipo lo necesitaba. Precursor del incremento de ritmo de partido, Benite jugó uno de sus mejores partidos. Anotó 11 puntos en el segundo cuarto y 8 en el tercero llevando al UCAM Murcia a conseguir un colchón de puntos en el marcador. Cuando el partido se apretó al final, y el Obradoiro se puso a 2 puntos a falta de 3 minutos, volvió a emerger su figura con dos triples consecutivos que levantaron los cánticos de ‘MVP’ hacia el jugador procedente del país de la samba y la capoeira. Terminó con 25 puntos y como durante todo el partido, apareció cuando el equipo lo necesitaba. Actitud de jugador grande, a pesar de que si esfuerzo fuera en vano al final.

El otro Vítor. Ante la superioridad interior manifiesta de los visitantes, Oscar Quintana sacó a Faverani al comienzo del segundo cuarto con el objetivo de neutralizar el que estaba siendo el punto débil de los pimentoneros. Y no sólo logró detener la sangria interior, sino que se erigió como un referente ofensivo anotando, reboteando y hasta colocó algún tapón. No volvió a sentarse hasta el minuto 3 del último cuarto, donde descansó unos instantes y volvió para el final del partido. Minutada Faverani, lo que demuestra que se encuentra bien físicamente. Y es que cuando algo va bien, no hay porque cambiarlo.

Pájara final. Con el segundo triple de Benite, a falta de 3 minutos, el +8 parecía definitivo y todo el Palacio de los Deportes celebraba lo que iba a ser una nueva victoria del equipo local. Pero el equipo se relajó y una increíble reacción visitante provocó la remontada del conjunto de Moncho Fernández, que con una canasta a falta de 1 décima del gigante Pustovyi ponía a su equipo 74-76, el que sería el resultado final.

Written by Juan Manuel Moreno