aficion-rojas-ucam-murcia-eurocup-unicaja-malaga-solotriples

Sadiel Rojas, también conocido como “Factor X” o “Warrior Rojas“, está siendo una de las claves en la pista para que el equipo vaya carburando y muestre su mejor versión en cada partido. Desde que llegó a Murcia hace casi tres temporadas su rol ha cambiado totalmente y así lo hemos podido ver esta semana ante Unicaja Málaga. Sigue siendo trabajo sucio, pero cada vez más necesario en los esquemas de Quintana.

Su juego no suele reflejarse en las estadísticas, pero solo hay que ir al Palacio de los Deportes de Murcia o ponerse delante del televisor para darse cuenta de que el alero estadounidense tendría que estar en la pista los 40 minutos de juego. Una de las principales virtudes que posee Rojas es que no se rinde nunca y no tiene miedo a nada, lo que demuestra en cada balón dividido, cada rebote, cada defensa… su energía es inagotable y la capacidad de sacrificio que pone en cada jugada es muestra de ello.

Sadiel no es un jugador especialmente llamativo en ataque, durante sus minutos sobre el parqué pocas veces se le ve lanzar a canasta o penetrando… su lucha es en otro sitio. Desde que el balón esta en campo ofensivo manejado por el rival el ya está atento a todo lo que pueda pasar para que el balón vuelva a poder de los jugadores de Óscar Quintana, es decir, se adelanta a los acontecimientos lo que le permite robar gran cantidad de balones y cazar rebotes ‘fáciles’ para el rival.

En tal que sale el balón de la mano del compañero o rival él ya está estudiando donde va a salir el rebote. La potencia que poseen sus piernas se demuestran en cada rebote que roba a jugadores más altos que él, incluso de más de 205 centímetros como Musli. Rojas, con tan solo 1.98m, gracias su gran capacidad de salto en vertical es un seguro en el rebote y recuperando balones divididos.

rojas-rebote-musli-ucam-murcia-solotriples

Sus estadísticas en la competición local no son especialmente destacables, en 17 minutos por partido aporta de media 3.3 puntos 4.5 rebotes para una valoración de 4.7, muy lejos de lo que aporta realmente para el equipo e incluso por la afición, ya que es un jugador capaz de levantar al público del asiento un par de veces por encuentro y meter así a la afición y al equipo en el partido.

En la competición europea aumenta su nivel y números: en 23 minutos de juego sobre el parque consigue doblegar las estadísticas de la Liga Endesa promediando 8.8 puntos 7.3 rebotes para 17 de valoración. Frente a Unicaja realizó uno de los mejores partidos que le hemos podido ver, no dando un balón por perdido en ningún momento, capturando rebotes que parecían imposibles imposibles, realizando robos inverosímiles y hasta anotando sin fallo repetidamente desde todas las posiciones. Esto le valió para que la grada y las redes sociales estallaran cooreando al unísono aquello de “MVP, MVP”.

Written by Guillermo Garcia
Jugador de baloncesto en el ADB Hellin. Amante de este deporte y fiel seguidor del UCAM Murcia