delia-barca-ucam-murcia-solotriples

Tras la salida el pasado verano del pívot ucraniano Serhey Lishchuk y del casi NBA, Yanick Moreira, la directiva murciana tenia la misión de encontrar un sustituto de garantías, que subiera el nivel de la plantilla y que pudiera aguantar el desgaste de jugar dos competiciones. Hasta los JJOO que disputó con Argentina, a pesar de no tener un papel muy importante en la rotación, Delía no era muy conocido en el ámbito nacional y muchos de los aficionados no habían oído su nombre nunca. Parecía ese tipo de fichaje que, por el hecho de ser un desconocido, era una apuesta del club que podía ser un éxito o un fracaso. Aún es pronto para poder juzgar con justicia su etapa en el club, pero hasta ahora las sensaciones que deja el esbelto pívot son positivas.

Ya desde mitad de la temporada pasada, y confirmado por Quintana a principio de esta, se sabía que Faverani iba a ser uno de los hombres referencia del equipo junto al Facu. Así pues, el papel de Marcos Delía parecía destinado a ser el suplente complementario con el que se repartiera los minutos entre ambas competiciones, y más con los problemas físicos que ha arrastrado Vitor durante los últimos tiempos. Al comienzo de la competición oficial, Faverani fue el titular y el que tuvo el grueso de los minutos entre los ‘5’, pero con el tiempo, entre problemas físicos del pívot titular y el merecimiento del argentino, Marcos Delía ha sido titular en los últimos choques del UCAM Murcia.

Desde el primer momento, como si no necesitara adaptación a una liga totalmente desconocida, mostró todas las facetas de su juego. Se está erigiendo como un gran defensor a pesar de no ser un interior muy musculado, siendo capaz de contener a grandes jugadores que le superan en peso. En ataque, ha mostrado un total entendimiento con su compatriota y amigo Facundo Campazzo, siendo muy habitual ver jugadas de ambos, sobre todo partiendo del pick’n’roll. Visión de juego, gran capacidad reboteadora o habilidad para generarse sus propios tiros son algunas de las virtudes que está mostrando en este inicio de temporada.

En las 3 primera jornadas, Marcos Delía consiguió 24 puntos de valoración, los mismo que consiguió en tan solo el partido jugado en el pabellón del Real Madrid, donde dio un golpe sobre la mesa. En Zaragoza, a pesar de la derrota, contribuyó con 17 de valoración, en otro partido muy completo del pívot argentino. Con esto, quedará por ver donde está el techo del espigado jugador de 211 centímetros de altura y hasta que punto puede sostener al UCAM Murcia.

Written by Juan Manuel Moreno