baron ucam murcia buducnost eurocup - solotriples

Fortín europeo: no hubo una entrada espectacular -5671 espectadores-, pero hoy por fin el Palacio de los Deportes fue un fortín desde el primer minuto. Sufridores, pimentoneros y más camisas rojas del Palacio se hicieron oír. Y esa entrega se contagió a los jugadores. Superaron el bloqueo inicial en el que no entraba nada y se dejaron la piel y las rodillas en los balones divididos. Las canastas de Baron y Radovic encendieron a la grada como pocas veces se ha visto en el Palacio los últimos años, que acabó ovacionando a Rojas tras forzar un 3+1.

Trabajo en la zona: ambos equipos comenzaron el partido sin arriesgar, buscando las penetraciones y a los jugadores interiores. El KK Buducnost encontró primero el camino y anotó las dos primeras canastas europeas en el Palacio de los Deportes, pero la primera para los murcianos fue obra de Marcos Delía, que junto a Rojas, mantuvo vivo al UCAM Murcia mediante el rebote. Antelo se tuvo que ir rápidamente al banco por faltas y después nunca fue capaz de frenar a Savovic, que acabó como máximo anotador del partido con 22 puntos y 5/9 en triples. El juego no perdía velocidad y se sucedían los ataques, muy centrados en Faverani por dentro y Baron por fuera, o viceversa, porque Faves volvió a ser amenaza desde el triple -dos de dos anotados-. En la segunda parte, el partido se disputó más y cada jugada fue un mundo que dejó un sinfín de triples para ambos equipos, pese que en el primer cuarto dejaran la estadística en 1 de 14 entre ambos conjuntos.

EuroBaron, EuroBenite: entró con el primer cuarto ya encaminado y cuando la igualdad era notable. Sus primeros tiros entraron sin fallo y evidenció que esta es su competición fetiche. Por momentos parecía estar viendo al mejor Scott Wood en pista. Carga fácil y descarga de forma letal. La grada reacciona ante él de la misma forma que hacía con el de Indiana. Hoy se ha ganado a la afición gracias a sus primeras canastas, que forzaron al equipo montenegrino a abrir la defensa. Savovic y los triples fueron la respuesta del conjunto visitante, que en la segunda parte decidió buscar la remontada desde 6,75, y por momentos estuvieron muy cerca de lograrlo, pero Vitor Benite tomó el relevo y con 15 puntos marcó el camino.

estadisticas-ucam-murcia-buducnost-eurocup-solotriples

La empanada del tercer cuarto: porque ya es costumbre y eso es un problema. Pero lo peor es que vino desde el final del segundo cuarto. El UCAM Murcia echó por tierra una buena renta mediante errores y fallos no forzados. Un tremendo Radovic y la casta de Campazzo evitaron la debacle, pero el Buducnost volvía a estar en el parido gracias a Popovic y Nikolic. Los fallos del propio equipo montenegrino evitaron que se acercaran más. Con la entrada de Benite y sin Nikolic en pista por faltas, el UCAM volvió a romper el marcador. Al inicio del último periodo vimos las migajas de esa empanada y el Buducnost volvió a pegarse en el marcador, pero todo quedó ahí.

No Campazzo, sí Llompart: poco del Facu en el primer cuarto, ‘solo’ 4 asistencias para poner al UCAM por delante y después al banco. El resto no fue mucho más llamativo, pero los intangibles del Facu son claves en este equipo. Algún aficionado se echaría las manos a la cabeza si ve sus pocos minutos -‘solo’ 25-, pero es que Pedro Llompart fue una metralleta desde el triple, anotando sin fallos sus tres primeros intentos y además manejando con solvencia al equipo. Con el UCAM ya por delante, fue él quien hizo la primera brecha en el marcador. En el tercer cuarto ninguno destacó, y en el último vimos un Campazzo acelerado, tratando de hacer mucho más de lo que le salía esta noche, hasta que se jugó la última del partido por insistencia de Faves y anotó el triple desde medio campo que sellaba la primera victoria europea del UCAM Murcia.

Written by Óscar Sánchez