Tango en el Palacio: Facundo Campazzo puso el ritmo del encuentro una vez más. Las tres primeras canastas fueron asistencias suyas y parecieron de dibujos animados. Encendió a la grada y a un Vitor Benite inspiradísimo, que anotó tres triples sin fallo para abrir el encuentro. Con el 9-2 en el luminoso y el control de Camapazzo sobre el partido, el UCAM Murcia se veía ya ganador, pero a diferencia de en el primer encuentro de la temporada, esta vez no faltó concentración, al menos no en el primer cuarto. Campazzo acabó el encuentro con 10 asistencias, 5 rebotes, 5 puntos y 25 de +- con él en pista.

De-fen-sa: es la máxima de Óscar Quintana, y durante los diez minutos iniciales funcionó a la perfección y se consiguió frenar por completo a un ICL Manresa desquiciado. Durante el inicio del segundo periodo, la falta de jugadores clave en pista como Campazzo, Radovic o Pocius y un ritmo más acelerado de los manresanos freno las anotaciones de ambos conjuntos. Los murcianos entraron en un lapsus que dejó como mejor ejemplo un rebote fácil perdido tras que Faves, Rojas y Soko intentaran hacerse con él, y un marcador de 43-27 al descanso.

Triple de Quintana: en ataque el UCAM Murcia sigue viviendo del triple. Todos menos Delía y Olaizola se probaron desde 6,75, y hasta Faverani anotó. Muy destacable el carrusel de triples de Benite, que acabó con 5/8 para 23 puntos. En el primer cuarto hubo los mismos lanzamientos desde dentro que desde fuera de la línea de tres, tendencia que se mantuvo hasta que por inercia, Delía (6 puntos, 3 rebotes) y Faverani (9 puntos, 3 rebotes) se hicieron grandes bajo el aro rival. Finalmente, 10/23 en triples.

estadisticas-tiro-billy-baron-baskonia-ucam-murcia-solotriples-1

¿Quién pone cabeza? Este año no están Carlos Cabezas o Thomas Kelati para frenar los partidos y tomar aire. Llompart aporta otras cosas y Benite, aunque lo intenta, no destaca por ello. Antelo debe ser el hombre que tranquilice a los pimentoneros, pero su falta de rodaje sigue siendo evidente. Por suerte, Pocius finalmente ha aparecido y el bueno de Faves, aun con las manos resbaladizas hoy, transmite una seguridad pasmosa que revienta el juego del rival. Sumados a los triples de Vitor Benite, convertido en un rifle de asalto -el último tiro del 3er cuarto es para enmarcar-, la defensa de Rojas y el trabajo perfecto de Radovic (11 puntos, 4 rebotes), el UCAM Murcia hizo un partido muy completo.

Ibon Navarro totalmente superado: el ICL Manresa no estuvo en el partido en ningún momento. El inicio en tromba de Campazzo y Benite sacó a los catalanes del encuentro y sentenció el partido. La renta se mantuvo todo el encuentro en crecimiento, como refleja el marcador final. Los de Navarro dependían de los triples aislados de Pere Tomàs  y de amasar la bola hasta conseguir un hueco para penetrar, pues desde el exterior solo sacaron algo de provecho en el último cuarto, lo que dejó la estadística en 6/25 triples anotados. Varias jugadas en ataque de los visitantes acabaron agotando el reloj ante la falta de ideas, y la buena defensa murciana, en la que destacó por encima de todos Sadiel Rojas (2 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias y el mejor +- del partido con 27) – Rojas se llevó un fuerte golpe en el último cuarto luchando un rebote, pero parece que ha quedado en nada- y la velocidad de manos de Campazzo. Debutó Olaizola a falta de 3 minutos y apuntó una pérdida y un tiro fallado en su hoja estadística.

 

Written by Óscar Sánchez