quintana-talento-ucam-murcia-1-solotriples

Toda la plantilla lo tiene claro, hay una gran diferencia entre Fotis Katsikaris, último entrenador del UCAM Murcia, y Óscar Quintana, actual técnico. Libertad, diversión y garra son los tres adjetivos que más repite la plantilla cuando se les pregunta por la diferencia de un técnico a otro. “Veo al equipo muy bien, con un entrenador que nos gusta a todos” resume Nemanja Radovic.

Los postes del UCAM lo tienen claro. Toca divertirse siendo un “equipo aguerrido y competitivo”, señala el capitán. Antelo sabe “hay que ir paso a paso y con los pies en el suelo”. Faverani tiene también ve claro lo que quiere de él Quintana: “Que juguemos duro y seamos fuertes, pero, sobre todo, que nos divirtamos y ganemos partidos”, eso es lo que Quintana espera de todos. Pero sin locuras “ni cosas raras. Tenemos mucha libertad, y para el jugador que sabe controlarse es muy bueno” apunta Delía. De esa libertad quiere aprovecharse al máximo Vitor Benite, que ya fue el jugador con más minutos en pista en la primera jornada: “Con Quintana voy a ser un jugador  más libre, que lleve más el balón y ayude más al base a generar juego”. Pese al ínfimo juego de equipo durante el partido ante Divina Seguros Joventut – Campazzo fue el único que consiguió más de 1 asistencia-, Benite logró mover el balón y, aunque solo sumó una asistencia, se dejó ver apoyando bastante a Llompart.

La explicación más amplia nos la da Sadiel Rojas, que tiene muy claro que no solo son diferentes entre ellos, sino que también “hay una atmósfera diferente. Katsikaris era más fuerte, más agresivo, pero esta temporada es más positiva, más divertida, todos tratamos de hacer piña y ninguno está intentando dejar a nadie por debajo“. La competitividad de Katsikaris funcionó la pasada temporada, alcanzando el mejor récord del equipo en ACB, ahora toca ver si la libertad de Quintana tiene el mismo o mejor efecto. Rojas no tiene “ningún problema” con ambos estilos: “algunas personas responden positivamente a Katsikaris y otros a Quintana, pensar que uno es mejor u otro, pero yo estoy bien con los dos sistemas”, finaliza.

Written by Óscar Sánchez