Campazzo

El muro de invernalia: 10 minutos de pura defensa. Laso dijo que el UCAM era “duro y agresivo” y así fue el Real Madrid hoy. Utilizaron la presión alta y la velocidad para evitar que los murcianos vieran aro, y cuando no fue suficiente, recurrieron a las faltas. Solo 10 tiros de campo y 3 desde la línea de tiro libre. Al final, 28-10 y un mundo salvaje por delante. El resto del partido continúo la misma tónica, llevando 15 veces a los pimentoneros a la línea de tiro libre, por 32 ocasiones que fue el Real MAdrid.

Hack a Ayón: se vio el viernes y no dio tiempo a que sucediera el domingo, pero Fotis ha decidido pararlo como se pueda, y por físico no se puede. Al descanso había sacado 5 personales y había anotado 5/7 tiros libres, por lo que la defensa especial sobre el mexicano se desactivó. En sus primeros 9 minutos sumó 11 puntso y 22 de valoración. Siguió creciendo su renta ante la incapacidad interior de Faverani y Lishchuck para frenarle. Moreira logró quitarlo de la pista y dejarle en ‘solo’ 18 punos, 8 rebotes y 8 faltas en contra para 33 de valoración

Épica: el primero que vio luz ante la defensa madridista fue Benite, que encontró un par de ocasiones y hasta anotó. Poco después y mientras dirigía el ataque murciano se resbaló y golpeó el brazo, sí, el que tiene dañado toda la temporada. En la segunda parte dio algún arreón más para seguir en el partido. El siguiente que puso algo de cordura en el UCAM Murcia fue Vitro Faverani, anotando un gancho sin tiempo y haciéndose daño en la rodilla. También anotó un triple, otro más. Al final Moreira le quitó minutos por necesidad y por calidad del ex NCAA, que sumó 11 puntos y cuatro rebotes.

Terremoto en Madrid: cuando más se hundía el barco universitario, Facundo Campazzo surgió desde la línea de 6.75 para, al menos, evitar que la sangría fuera a más. Hasta 12 puntos anotó el argentino, con 4/7 triples, para dejar la sangría en 21 puntos. En el segundo tiempo siguió liderando al UCAM Murcia a base de triples y canastas muy trabajadas por el equipo de Katsikaris. Fueron 30 minutos de garra, 22 puntos y un más que destacable 5/9 en triples, 6 rebotes, 7 asistencias y 24 de valoración. Solo él y Moreira (12) sumaron dobles digitos de valoración para el UCAM Murcia.

Brazos arriba: la segunda parte fue a la machada y a tirar de profesionalidad cuando la moral ya no te ayuda. El momento en el que los tiros tienen menos tensión, las ayudas llegan más tarde y ves la derrota, solo queda tirar de profesionalidad y seguir. Y así Wood cogió rebotes y fue al tapón. Por la misma razón Rojas no se amedentró ante la ira blanca, sumó credito para el UCAM y para él. Apareció como siempre Antelo para sumar 5 puntos y 6 rebotes.

El resto, es historia: primera vez que el UCAM Murcia acaba con más victorias que derrotas (18-17), mejor balance consecutivo en sus 30 años como club de baloncesto, mejor posición en temporada regular de la Liga Endesa con un merecidísimo 7º puesto, primera vez que el UCAM Murcia CB se clasifica para el playoff con el sistema actual, y por tanto logrando su mejor resultado en el torneo. Alcanzó el tercer partido de la eliminatoria tras ganar por primera ocasión un partido de playoff y por vez primerisíma, crear la posibilidad real de que la Región de Murcia pasé su nombre por el baloncesto europeo. La mejor temporada de la historia.

Imagen: UCAM Murcia

 

Written by Óscar Sánchez