Cabezas UCAM Murcia

Oferta de empanadillas: empezó fatal el UCAM Murcia, ya fuera por la presión del momento u otro motivo, el conjunto murciano se puso 1-9 abajo en poco más de un minuto. Durante el primer cuarto se sucedieron las pérdidas innecesarias, los malos pases, las faltas tontas, los pasos y demás acciones similares que no acallaron a la grada. Benite logró un triple seguido de un robo más contra que rompía la primera empanadilla y ponía el 11-11. El resto del encuentro siguió la misma tónica, con fallos innecesarios que en más de una ocasión hastiaron a la grada.

Campazzo pasado de revoluciones: o la presión o las ganas le pasaron factura al Facu. Tardó minuto y medio en ver la antideportiva por contar una contra de Mallet metiendo el hombro y sacando al de Joventut fuera de la pista, literalmente. Después, intentó varios pases y jugadas con excesiva mágica que no salieron. Aun así fue de los mejores, una vez más y acabó con 10 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias.

Benite y Paul, Paul y Benite: 47 puntos sumaron entre ambos en un recital de triples y triples. El de FIATC Joventut estuvo mucho menos acertado, pero fue un martillo pilón anotando en los peores momentos para su equipo. Por su parte, Benite fue menos protagonista, acumulando puntos y puntos sin destacar, excepto por dos momentos. En el primer cuarto, rompió la primera empanadilla, y en el último, levantó al equipo y a la grada con dos canastas consecutivas. Benite sumó 4/6 en triples, Paul se fue a los 4/11.

Ay, los árbitros: siempre tienen demasiado protagonismo en los partidos del Palacio, para mal o muy mal normalmente, y en las crónicas así queda reflejado. Las más de 7000 personas que se encontraban en el Palacio tendrán su propia opinión, yo solo diré: “Ay, los árbitros”.

Momento Cabezas: quedaban 4 segundos largos cuando Campazzo sacó de banda con el 78-78 en el marcador. Vino a recibir Moreira engañando a la mitad del equipo Salva Maldonado, pero el pase fue a Cabezas, que dio la vuelta a toda la pista para aparecer como una exhalación y sin parar se fue directamente hasta el aro, donde dejó suavemente y sin oposición el balón, sellando la victoria. El campeón del mundo acabó con 6 puntos, 3 rebotes y 1 asistencia.

Imagen: UCAM Murcia

Written by Óscar Sánchez