LaPizarraNueva

Superioridad interior: de nuevo, el juego interior del equipo fue una de las claves de la victoria murciana en Madrid. El pick & roll de los pívots murcianos era una continua brecha de puntos a favor. Faverani fue el que más partido sacó de las continuaciones, con 13 puntos. El rebote ofensivo también dio frutos y de ellos se aprovecharon Moreira, con 4 rebotes ofemsivos + 6 puntos, y Antelo que sumó 3 rebotes en ataque y 21 puntos, pero anotando más exteriormente. Radovic también firmó buenos números pero en ataque estuvo más a media distancia que en la pintura.

Rapidas transiciones: rebote defensivo y a correr la pista, esa fue la dinámica del conjunto de Fotis Katsikaris. Buenas defensas que permitían a los bases murcianos Facu y Cabezas salir rápido a la contra y conseguir canastas fáciles o tiros exteriores librados. Campazzo firmó 15 asistencias, batiendo su récord personal en su trayectoria. El extra-pass fue clave para conseguir tiros librados, haciendo daño a los intentos de remontada del Movistar Estudiantes.

Segundo y último cuarto: tras un inicio más que dubitativo de los murcianos, el segundo cuarto fue todo lo contrario. Basado en una defensa férrea y asegurando el rebote defensivo, equipo salía a la contra a comerse el aro rival. Buenos porcentajes en ataque y un parcial de 7-22 fue clave para marcharse al descanso +10. El último cuarto comenzó con 10 puntos de ventaja, pero un apretón en defensa y un pequeño espejismo del segundo cuarto dejó la ventaja final en 15 puntos, con un parcial de 19-24, para el 67-82 final.

Written by Guillermo Garcia
Jugador de baloncesto en el ADB Hellin. Amante de este deporte y fiel seguidor del UCAM Murcia