ucam murcia iberostar tenerife 88-83

Victoria interior: si las últimas victorias se habían cimentado desde la línea de 6.75, ante Iberostar Tenerife fue el juego interior quién marcó las pautas para la victoria. No desapareció el aporte exterior, pero fue Faverani, sin oposición y Moreira, demostrando que tiene más que nivel ACB, quienes acumularon punto tras punto para el UCAM Murcia. Antelo volvió a hacer un partido completísimo el día de su cumpleaños (19 puntos, 8 rebotes) e incluso Radovic, que tuvo menos protagonismo, acabó con una buena anotación. Entre todos, sumaron 55 puntos y 26 rebotes, solo dos menos que todo el equipo contrario junto.

Kelati ha vuelto: llevaba semanas y semanas dejando muy malos resultados, con un participación pobre en lo no medible y dejando en blanco la hoja estadística. En la primera jugada del partido ya sacó rebote y triple, y así siguió todo el encuentro, mostrando su mejor versión en muchas semanas. Acabó con 6 puntos, 2 asistencias y 1 rebote. Las 4 faltas le lastraron en mintos y valoración.

La defensa del Facu: siempre hablamos de su potencial ofensivo y las facilidades con las que aporta puntos, pero hoy y sin dejar de lado esa faceta le hemos visto siendo uno de los mejores en la defensa murciana. Flotando a San Miguel para forzar el airball, taponando, metiendo la mano y sobre todo, corriendo mucho. Además, fue el único jugador no interiro del UCAM que sumó dos dígitos de anotación. Acabó con 14 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias para 25 de valoración y el MVP del partido.

Sentencia tras el descanso: salió muy acertado el UCAM Murcia en la segunda parte logrando un parcial de 12-2 que ponía a los murcianos 17 arriba. Reaccionó el Iberostar con un parcial similar, pero la desventaja ya era excesiva. Al final del tercer cuarto el marcador señalaba 70-59.

Actor secundario Wood: no fue decisivo, no anotó 30 puntos, ni 10, solo 5. Pero lo importante hoy era su papel secundario. Los puntos llegaron por dentro gracias, en parte, al hombre que iba pegado a Wood todo en el encuentro y facilitaba claros en la zona tinerfeña. Además, se le vio con mucha intensidad, subiendo el balón, saltando al rebote y muy atento al cambio en defensa. Jugó los 10 minutos del último cuarto para acabar con 26 jugados, 5 puntos, 1 rebotes y 2 asistencias.

El infarto final: los murcianos se durmieron durante el último cuarto, quedándose en solo 9 puntos los 9 primeros minutos y permitiendo al Iberostar sumar 20, lo que ponía el resultado empate a 79 a falta de 1 minuto. Tras ponerse 2 arriba desde el tiro libre, el UCAM Murcia señó la victoria con un robo más contra que acabó colgándose Faverani. Abromaitis reacionó con un triple que contestó Antelo con otro, poniendo el Palacio en pie para que coreara su nombre y pidiera su renovación.

Bonús –  Faltas: en el Palacio de los Deportes de Murcia siempre hay que hablar de los árbitros. En esta ocasión, sin ser protagonistas, alargaron el encuentro una vez más. Demasiadas faltas para el UCAM en el primer cuarto, las que nivelaron en el segundo para Iberostar. La dinámica del resto del encuentro fue similar, aunque se intensificó en el último cuarto, cuando con menos de 3 minutos jugados el UCAM Murcia ya estaba en bonús. Acabó el partido con 28 faltas del UCAM y 27 para los tinerfeños.

Imagen: ACB

 

Written by Óscar Sánchez