faverani ucam murcia obradoiro

Dilemas interiores: el UCAM Murcia viajaba a Santiago con Faverani recuperándose, Lishchuk tocado, Moreira adaptándose y Arteaga con la confianza por los suelos. No parecía que Katsikaris fuera a poder contar con todos y así fue. El ucraniano se quedó fuera y el español no jugó ni un minuto. Volvió Faverani demostrando que está varios escalones por encima de los demás. Moreira también estuvo acertado y cuajó un buen partido.

Hundimiento exterior: los murcianos llegaban a este encuentro tras dos partidos avasallando desde el triple a sus rivales. Hoy cambió la dinámica y solo se lanzaron 21, con un pobre 29% de acierto. Wood y Benite anotaron 2, aunque el americano falló 3 y el brasileño solo 1. Volvimos a ver a Antelo ir mucho a la línea de 6’75, sin acierto.

Rebote: los de Fotis tienen un juego interior envidiable y poderoso, que no debería tener problemas para imponerse en la mayoría de pabellones ACB. Sin embargo, ante los gallegos perdieron el rebote, 31-24. La sangría vino en los rebotes ofensivos, 8-3. Demasiadas segundas oportunidades.

Pérdidas: pero si el rebote fue malo, las pérdidas condenaron definitivamente al UCAM Murcia. Sumaron 16, por solo 5 recuperaciones. Otras 11 jugadas menos que el rival. Especialmente suicida el Facu con el balón en la mano, perdió 5.

Valoración positiva. pese a la derrota abultada, solo Thomas Keati acabó en guarismos negativos con -5. Faverani fue el mejor del encuentro con 17, al igual que máximo anotador con 14. Antelo sumó 14 puntos y 3 rebotes. Morerira sumó 9 y 3. Campazzo se fue a las 6 asistencias. Todo ello dejó al UCAM Murcia en 61 de valoración, por los 116 de Rio Natura Monbús Obradoiro, gracias a los 16 de Angelo Caloiaro, que logró 14 puntos y 9 rebotes..

Written by Óscar Sánchez