BASKETvsFUTBOL

Tras la victoria del UCAM Murcia en el siempre complicado Martín Carpena de Málaga y después de vencer de forma cómoda a RETAbet.es GBC parece que se han acallado las críticas que apuntaban que José Luis Mendoza, presidente del UCAM Murcia CB, estaba centrando sus esfuerzos económicos en el club de fútbol, club que también preside, dejando de lado la sección de baloncesto. Analicemos la situación.

El UCAM Murcia FC, que al finalizar el mes de diciembre ocupaba la segunda posición del grupo IV de la segunda división B del fútbol español, incorporó en el mercado de fichajes invernal un total de cinco jugadores, tres de ellos de procedencia libre y otros dos como cedidos. A la vez que dio baja a otros cinco futbolistas. Todo esto supone un importante desembolso por parte del club cuyo objetivo es lograr ascender de categoria y que, además, quiere posicionarse como principal referente en el fútbol murciano ante la posible desaparición del Real Murcia.

Esta afluencia de entrada y salida de jugadores originó un clima de malestar en un amplio sector de los aficionados al basket, y es que vieron como mientras se hacía un esfuerzo económico por mejorar la sección del balompié, el único jugador que se incorporaba al UCAM Murcia CB era Vitor Faverani, que aunque bien es cierto que se trata de un jugador de renombre con experiencia en la NBA y un alto salario, más que para reforzar la plantilla, el hispano-brasileño llegaba para cubrir el puesto que dejaba Cesar Augusto Lima, uno de los pilares del equipo en las últimas temporadas, tras su marcha al Real Madrid, por lo que se presupone que aproximadamente, el dinero que dejaba Lima más su salario sería el que se gastaría en el ex NBA.

También es conveniente recordar el fichaje de Fotis Karsikaris este verano, que supuso un sobre esfuerzo, ya que traer a la capital del Segura a uno de los entrenadores más prestigiosos del viejo continente no es precisamente barato. Esta llegada se produjo con el objetivo de estar entre los ocho primeros al final de la temporada, puesto que a estas alturas de la temporada se ocupa, por lo que parece que el desembolso ha sido justificado. Veremos si el UCAM Murcia consigue mantenerse en puestos de playoff al final de temporada y quién sabe si poder jugar en Europa, lo que sin duda, se alcance o no, requerirá de una mejora de la plantilla, para alcanzar el paso siguiente.

Written by Alvaro Izquierdo