LaPizarraNueva

Cambio de actitud

El UCAM Murcia venía teniendo problemas con su juego fuera de casa. Cuando el conjunto pimentonero disputaba un partido sin el calor de su afición, había un bajón de juego drástico. Sólo había ganado hasta ahora fuera de casa dos partidos: en Sevilla y en Gipuzkoa. El handicap era importante. A pesar de que Unicaja venía en horas bajas, no parecía el Martín Carpena un lugar propicio para romper esa mala racha ya que el pabellón malacitano siempre ha sido uno de los pabellones más difíciles de España. Contra todo pronóstico el UCAM Murcia jugó uno de sus mejores partidos de la temporada fuera de casa. El equipo salió a jugar con una confianza desmesurada creyendo siempre en sus posibilidades y ellos se vio reflejado en el juego de los murcianos. A falta de ver si Fotis Katsikaris ha conseguido cambiar la actitud del equipo fuera de casa o si simplemente ha sido un espejismo, el partido de Málaga quedará en el recuerdo de los aficionados murcianos durante mucho tiempo, ya que también ha servido para colocar a los murcianos en puestos de playoff después de mucho tiempo.
Radovic Unicaja

Aportación coral

Probablemente, el partido del pasado domingo haya sido una de las actuaciones corales más completas en lo que va de temporada. Ganar a un equipo como Unicaja y encima fuera de casa requiere de la aportación de todos o casi todos tus jugadores. Y así fue. El equipo de Fotis Katsikaris jugo como un equipo y respondió a las expectativas. Todos los jugadores que estuvieron en pista anotaron al menos cuatro puntos, menos Benite que se quedó en uno. Antelo se fue hasta los 15, Campazzo 16, Cabezas 14, Kelati 10 y Rojas 12. Otros cinco jugadores valoraron por encima de 10 puntos y estuvieron muy acertados en el triple. Fotis intenta que el equipo no dependa solo de la aparición estelar de uno o dos jugadores si no que todos ellos aporten su granito de arena.
Imagen: Eurosport
Written by Óscar Sánchez